¿Qué hacen?

Los anticoagulantes (también conocidos como antitrombóticos) impiden la formación o el crecimiento de coágulos sanguíneos. Son importantes porque en la insuficiencia cardíaca a menudo se forman coágulos en el corazón o los vasos sanguíneos.

Aunque se suele decir que los anticoagulantes fluidifican la sangre, en realidad no actúan permitiendo que la sangre fluya con más facilidad por los vasos. Lo que hacen es evitar que la sangre se detenga (y se coagule) donde no debe.

La acenocumarol es el anticoagulante más habitual y se presenta en comprimidos. La dosis de warfarina varía entre las personas. Su médico o enfermera determinarán el índice normalizado internacional (INR) con frecuencia, sobre todo al principio de su tratamiento para establecer la dosis correcta. Es importante que no omita ningún comprimido ni tome dosis de más. Si lo hace, informe a su médico.

A veces podrá recibir un anticoagulante en inyección (habitualmente un tipo de heparina) en vez de acenocumarol , quizá si está hospitalizado por un procedimiento médico o tiene dificultad para tragar.

Reacciones adversas

Los anticoagulantes aumentan la tendencia a sangrar, lo que suele manifestar como moratones. Sin embargo, también aumenta el riesgo de una hemorragia grave, aunque es bajo.

Consejos básicos

Debe decir a todos sus médicos, incluidos el médico de atención primaria, el dentista y el farmacéutico, que está tomando acenocumarol . Es útil llevar una tarjeta de alerta médica o una pulsera que indiquen que está tomando warfarina en caso de una urgencia.

Dado el riesgo de hemorragia, es importante que avise a su médico inmediatamente si presenta signos de hemorragia, como moratones sin explicación o sangrado por las encías, la nariz, el aparato urinario o el intestino.

También conocido como :

Warfarina (Aldocumar®)

Acenocumarol (Sintrom®)

 

Bemiparina sódica (Hibor®)

Dalteparina sódica (Fragmin®)

Enoxaparina sódica (Clexane®, Clexane Forte®, Decipar®, Decipar Forte®)

Tinzaparina sódica (Innohep®)

Fondaparinux (Arixtra®)

Rivaroxaban (Xarelto®)

Apixaban (Eliquis®)

Dabigatran  (Pradaxa®)

Volver a Medicamentos para la insuficiencia cardíaca