Muchas personas con insuficiencia cardíaca no están seguras de si pueden mantener relaciones sexuales a causa de su enfermedad y puede darles vergüenza preguntárselo al médico o la enfermera. Lo bueno es que la mayoría de las personas con insuficiencia cardíaca pueden seguir teniendo relaciones sexuales una vez que sus síntomas están controlados.

Igual que ocurre con cualquier otra actividad, no debe mantener relaciones sexuales si se siente enfermo, tiene disnea intensa o presenta dolor en el tórax. Se sentirá más cómodo y más confiado cuando haga lo siguiente:   

  • Elija un momento para el sexo en que esté descansado y relajado y no se sienta presionado
  • No mantenga relaciones sexuales inmediatamente después (1 hora aprox.) de una comida copiosa o de beber alcohol en exceso
  • Practique el sexo en una habitación cómoda y familiar que no sea demasiado caliente ni demasiado fría ni donde le puedan interrumpir
  • Utilice caricias estimulantes como período de calentamiento para acostumbrar al cuerpo al mayor nivel de actividad del coito
  • Mantenga relaciones sexuales en posiciones menos agotadoras, como tumbado boca arriba o con usted y su pareja de lado. Si en algún momento nota molestias, disnea o cansancio durante el coito, pare y descanse un rato.

También es importante que recuerde que el deseo sexual puede disminuir después de diagnosticarle la insuficiencia cardíaca. Sentimientos como estrés, ansiedad y depresión son naturales después de un diagnóstico de esta naturaleza y a menudo disminuyen el interés por el sexo. Si es así, puede encontrar otras formas de mantener la intimidad y la cercanía física con su pareja. Por ejemplo, pueden abrazarse, besarse y tocarse, lo que también resulta tranquilizador para su pareja.

Asimismo, debe recordar que las personas con insuficiencia cardíaca suelen presentar problemas físicos relacionados con el sexo, como disfunción eréctil (impotencia), dificultad para eyacular o incapacidad para alcanzar el orgasmo o el clímax. Rara vez, algunos de los medicamentos para la insuficiencia cardíaca también pueden causar estos problemas. No se sienta cohibido. La mayoría de las personas con insuficiencia cardíaca pueden disfrutar de una vida sexual gratificante. Si le preocupa algo, consulte a su médico o enfermera. Hay tratamientos médicos muy eficaces que pueden emplear la mayoría de las personas con insuficiencia cardíaca si son necesarios.

Tómese el tiempo necesario para aceptar su nueva situación. Su interés por el sexo puede volver después de hacerse cargo de su salud y de introducir modificaciones apropiadas de los hábitos de vida.

Volver a Relaciones