Nuevo y mejorado

Hipertensión arterial

La presión arterial elevada de los vasos sanguíneos se conoce como hipertensión. La hipertensión no controlada aumenta el riesgo de desarrollar una insuficiencia cardíaca (IC) de dos formas:

  1. Provoca estrechamiento, constricción y aumento de la resistencia en los vasos sanguíneos, incluidos los que irrigan el corazón, lo que lleva a una reducción del flujo al músculo cardíaco que puede debilitar o causar lesiones en el corazón.
  2. Se suma a la carga de trabajo de su corazón. Cuando la presión es demasiado alta, el corazón debe hacer un mayor esfuerzo para bombear y mantener la circulación sanguínea. Para hacer frente al aumento de la presión, el músculo cardíaco se engrosará y se hará más grande como forma de compensación. Sin embargo, este trabajo adicional puede eventualmente provocar que el corazón no pueda bombear tan fuerte como sea necesario (descompensación) y conducir a una insuficiencia cardíaca sintomática.

Si le diagnostican insuficiencia cardíaca es importante que controle su presión arterial. La presión arterial normal varía con la edad, pero una presión elevada (presión arterial superior a 140/80 mmHg) empeorará el funcionamiento de su corazón, aumentará sus síntomas y requerirá tratamiento a largo plazo. Para obtener más información sobre cómo controlar la presión arterial, consulte la sección Tomarse la tensión arterial y medirse el pulso.

La hipertensión arterial que no está bien controlada aumenta el riesgo de sufrir insuficiencia cardíaca. Cuando la presión es demasiado alta, el corazón tiene que hacer un mayor esfuerzo para bombear y mantener la circulación sanguínea. El estrechamiento y el bloqueo de los vasos sanguíneos causados por la presión arterial alta aumenta el riesgo de desarrollar una insuficiencia cardíaca. Las arterias estrechadas son menos elásticas y dificultan la circulación de la sangre por el organismo.

El tratamiento incluye modificaciones en el estilo de vida, así como medicamentos. Ambos se utilizan para tratar la insuficiencia cardíaca. Las modificaciones del estilo de vida implican una restricción de sodio en la dieta (sal), actividad física regular, dejar de fumar, etc.

Los medicamentos utilizados para tratar la insuficiencia cardíaca generalmente reducen la presión arterial y suelen ser los que se recomiendan primero. Si la presión arterial sigue sin estar controlada, se pueden utilizar numerosos medicamentos adicionales. Tenga en cuenta que no todos los medicamentos que se utilizan para tratar la hipertensión arterial son adecuados para pacientes con insuficiencia cardíaca. Debe consultar sus dudas sobre los medicamentos con un profesional médico o de enfermería.

Las clases de medicamentos que se pueden utilizar para tratar su hipertensión arterial incluyen:
– Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (inhibidores de la ECA)
– Antagonistas de los receptores de la angiotensina (ARA)
– Antagonistas de los receptores de la angiotensina/Inhibidor de la neprilisina (INRA)
– Betabloqueantes
– Antagonistas del calcio
– Antagonistas de los receptores mineralocorticoides (antagonistas de aldosterona)
– Diuréticos (tiazidas)

Volver a Cardiopatías frecuentes

UN VIAJE ANIMADO A TRAVÉS DE LA INSUFICIENCIA CARDIACA

Una serie de animaciones simples y cautivadoras que explican la Insuficiencia Cardiaca y su tratamiento

Estas narraciones animadas explican como trabaja un corazón sano, qué le sucede en insuficiencia cardiaca y cómo los distintos tratamientos para mejorar su salud

HERRAMIENTAS ÚTILES

Haga clic para imprimir estas herramientas que le ayudarán a controlar su insuficiencia cardíaca

VIDEOS PARA PACIENTES Y CUIDADORES

En esta sección podrá ver, escuchar o leer entrevistas a otras personas con insuficiencia cardiaca y a sus cuidadores

VISITA NUESTRA PÁGINA DE FACEBOOK

... y comparte tus propios puntos de vista y experiencias con otros pacientes, familias y cuidadores.

Desplazar hacia arriba