El monóxido de carbono del humo de los cigarrillos afecta a la capacidad de la sangre para transportar oxígeno. Por tanto, su corazón tiene que trabajar más para aportar el oxígeno suficiente a su organismo. El tabaquismo también favorece el depósito de grasas en los vasos sanguíneos, lo cual los estrecha, lo que supone un riesgo de trombosis y un aumento de la presión arterial. También es responsable de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica con disnea y síntomas como los de la insuficiencia cardíaca. El tabaquismo estrecha los vasos sanguíneos del organismo, incluidos los del corazón. Esto empeorará los síntomas de su insuficiencia cardíaca. Nunca es demasiado tarde para dejar de fumar y hacerlo será beneficioso para su corazón y su salud general.

Hay varios métodos para dejar de fumar. No tenga miedo de pedir ayuda, pues hay muchos grupos de apoyo y otros recursos disponibles. Puede que no todos los consejos sirvan en su caso, pero con un poco de persistencia encontrará una forma para dejar de fumar.

Estas son algunas formas habituales para dejar el hábito:   

Hay varios métodos para dejar de fumar. No tenga miedo de pedir ayuda, pues hay muchos grupos de apoyo y otros recursos disponibles. Puede que no todos los consejos sirvan en su caso, pero con un poco de persistencia encontrará una forma para dejar de fumar. Estas son algunas formas habituales para dejar el hábito:   

  • Utilice los productos disponibles para aliviar los síntomas de abstinencia, como parches, chicles e inhaladores de nicotina; pida consejo a su médico o enfermera.
  • Ahora hay varios medicamentos y dispositivos nuevos, como los cigarrillos electrónicos, que puede comentar con su médico.
  • Planifique una fecha para dejar de fumar y cuando llegue deje de fumar por completo. Esto reducirá más la ansiedad que su cuerpo siente por la nicotina en comparación con una disminución gradual. Las terapias de remplazo de nicotina (parches o chicles) también pueden ayudarle a dejar de fumar.           
  • Lávese los dientes después de comer en vez de encender un cigarrillo; a veces es útil cambiar el sabor en la boca.
  • Evite los lugares donde se permite fumar en las primeras fases de su intento de dejar el hábito. Si se permite fumar en su lugar de trabajo, comente su decisión con sus compañeros.
  • Encuentre algo que hacer con las manos o la boca, como jugar con un clip o masticar chicle.
  • Haga más actividad, el ejercicio refuerza la moral y ayuda a relajarse.
  • Es posible que observe un aumento de peso mientras está intentando dejar de fumar, pero es mucho más importante dejar de fumar que mantener su peso ideal. Una vez que haya dejado definitivamente de fumar, podrá considerar perder peso de nuevo.
  • No vacíe el cenicero, así verá cuánto fuma y lo desagradable que es el olor del tabaco.
  • Implique a sus familiares, especialmente a los que fuman; ésta puede ser la clave del éxito.

Puede que no experimente inmediatamente los efectos beneficiosos en la salud de dejar de fumar, pero con el tiempo se sentirá en mejor forma y más sano en general.

Puede consultar más información para dejar de fumar en los siguientes sitios web:

QUIT
Asian Quit Line
Smokefree
ASH

Volver a Hábitos de vida