Además de proporcionar apoyo práctico a su pareja o familiar en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca, también es extremadamente importante prestar apoyo emocional, pues es probable que experimente muchos sentimientos diferentes y problemáticos. Como cuidador, puede prestar apoyo emocional:

  • diciendo a su pareja o familiar que los cambios requieren un tiempo. Es natural que las personas tengan dificultad para modificar hábitos de vida arraigados. Su pareja o pariente apreciarán que escuche sus preocupaciones y adopte una actitud positiva, incluso aunque no siga completamente las recomendaciones del médico de inmediato. Anime y alabe al paciente si adquiere buenos hábitos y hace progresos, y no le critique si en alguna ocasión retoma los hábitos antiguos. Ayúdele a volver al buen camino.
  • recomendando a su pareja o pariente que se una a un grupo de apoyo para personas con insuficiencia cardíaca, en el que podrá recibir ayuda de pacientes en situación parecida. Puede ir al grupo con él, pero es probable que la experiencia sea más beneficiosa si él mismo decide ir.

Sabiendo que el paciente puede tener menos deseo de contacto físico con usted al principio. Tras el diagnóstico de insuficiencia cardíaca, se suele reducir o interrumpir la actividad sexual hasta que la enfermedad está bajo control.

Volver a Conocer su función