La disnea es un síntoma frecuente de muchas personas con insuficiencia cardíaca. Vigile su respiración y los posibles cambios. Por ejemplo, puede notar disnea por la noche y al estar tumbado. Es posible que necesite más almohadas para estar más incorporado y, en consecuencia, respirar mejor.

La disnea se produce porque la sangre del organismo se estanca en los vasos que llevan la sangre de los pulmones al corazón porque este no puede bombear la sangre con eficacia. Entonces pasa líquido a los pulmones, lo que se conoce también como congestión.

Si experimenta una disnea INTENSA y persistente, llame inmediatamente al servicio de urgencias.

Si la disnea aumenta y tolera cada vez menos actividad, póngase en contacto con su médico o enfermera.