Explica cómo gestiona su medicación diurética.

Me tomo la pastilla diurética a primera hora de la mañana junto a mis otros medicamentos y al cabo de una hora tengo que ir al baño. Antes de vestirme voy al baño; cuando ya estoy vestida, bajo, empiezo a hacer algo y tengo que ir al baño. Pero por la mañana es el único momento en el que me afecta. Por la tarde, después de las 13:00… puedo ir 5 o 6 veces entre las 7:30 u 8:00 y las 13:00, a veces incluso más, pero después ya no me preocupo. Y esto es algo bueno de los comprimidos diuréticos, tengo que admitirlo, no tengo que levantarme por la noche, o a lo mejor una vez, pero parece como si lo echara todo por la mañana (risas) y luego ya no quedara nada.

Sí, he organizado mi vida en torno a ellos y debería hacerlo más, en serio, porque si salimos a comprar al súper del barrio, sé dónde están los baños, si vamos de compras a la ciudad ¡sé dónde están los baños! Pero en realidad es solo cuestión de saber cuánto tiempo tengo, es eso o dejar la compra en el coche y correr al baño a toda prisa, con la puerta abierta, el maletero abierto, todo abierto, ¡lo único que quiero es llegar al baño cuanto antes!