La insuficiencia cardíaca reduce el flujo sanguíneo en el resto del organismo. Si el flujo cerebral es inferior al habitual o la presión arterial está baja, puede notar mareo.

En las personas con insuficiencia cardíaca, el mareo suele deberse a sus medicamentos. Sin embargo, los latidos cardíacos irregulares, que a menudo se observan en la insuficiencia cardíaca, o un descenso temporal de la presión arterial ocasionado al ponerse de pie después de estar sentado o tumbado (hipotensión postural) también pueden causar mareo.

Informe a su médico o enfermera si tiene mareo para averiguar la causa.

Volver a Síntomas