Habitualmente, las personas con insuficiencia cardíaca controlan su consumo de líquidos con el fin de reducir al mínimo la retención de líquido que se suele producir en la insuficiencia cardíaca. Sin embargo, si en sus viajes sufre una diarrea, puede perder más líquido del normal y existe el peligro de deshidratación. En este caso, puede que necesite tomar más líquidos de lo habitual porque la deshidratación empeora los síntomas de insuficiencia cardíaca. Los fármacos de venta sin receta para controlar la diarrea suelen ser seguros y eficaces, pero informe al farmacéutico de que padece insuficiencia cardíaca y dígale los medicamentos que toma todos los días. La diarrea y los vómitos también pueden afectar la capacidad del organismo para absorber los medicamentos de la insuficiencia cardíaca y agravar los síntomas. Si pierde demasiado líquido, es posible que tenga que dejar de tomar algunos de sus medicamentos, como los diuréticos y los vasodilatadores. Debe consultar este tema con su médico.

Volver a Viajes