A veces es necesaria la cirugía cardiaca. Aunque la cirugía puede mejorar la historia natural de la enfermedad, solo se lleva a cabo si los efectos beneficiosos previstos del procedimiento superan los riesgos. Una cirugía mayor, como la cirugía cardíaca, entraña una serie de riesgos.

Los procedimientos que pueden mejorar el pronóstico de la enfermedad son la cirugía de revascularización coronaria (CRC), cirugía de remplazo valvular y trasplante de corazón. Hoy en día, como resultado de los recientes avances y adelantos médicos, estas intervenciones quirúrgicas son habituales.

Haga clic en cualquiera de los enlaces siguientes para saber más sobre los procedimientos quirúrgicos disponibles en la actualidad: