¿ Qué hacen?

Antagonistas del receptor de la aldosterona, también conocidos como ARM, bloquean los efectos de una hormona producida naturalmente por las glándulas suprarrenales, que empeora la insuficiencia cardíaca. Los antagonistas del receptor de la aldosterona afectan a la cantidad de agua y sales que se eliminan por la orina y son diuréticos débiles. Disminuyen la presión arterial, reducen la congestión y, por tanto, protegen el corazón.

Se ha demostrado que los antagonistas del receptor de la aldosterona son particularmente eficaces en la insuficiencia cardíaca avanzada y a menudo se toman junto con otros fármacos para esta enfermedad.

¿Cuáles son los beneficios esperados?

Se ha demostrado que los antagonistas de los receptores de aldosterona o MRA reducen las hospitalizaciones relacionadas con la insuficiencia cardíaca, prolongan la vida y mejoran la tolerancia al ejercicio y la calidad de vida.

Efectos secundarios

Los antagonistas del receptor de la aldosterona pueden afectar a la función renal y aumentar las concentraciones de potasio. Esto es especialmente importante en los pacientes que también toman inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (IECA) o antagonistas del receptor de la angiotensina (ARA). Su médico vigilará con regularidad la función renal y las concentraciones de potasio mediante análisis de sangre.

Rara vez, los antagonistas del receptor de la aldosterona pueden producir hipertrofia o hipersensibilidad de las mamas, sobre todo en los varones. Los nuevos fármacos carecen de este efecto.

También conocido como:

  • Spironolactone
    (Aldactone®)
  • Eplerenone
    (Inspra®)
  • Combination products
    (Aldactide®, Lasilactone®)

Volver a Medicamentos para la insuficiencia cardíaca