Se considera que la insuficiencia cardíaca es una enfermedad crónica, ya que es probable que precise tratamiento a largo plazo. Puede padecer también una o más enfermedades crónicas distintas, lo que significaría que tiene que tomar otros medicamentos o introducir cambios en sus hábitos de vida además de los que su médico le ha recomendado como parte del tratamiento de la insuficiencia cardíaca.

Es importante que trate lo mejor posible sus otras enfermedades crónicas, porque si están mal controladas pueden empeorar la insuficiencia cardíaca. El tratamiento de varias enfermedades puede ser complicado, por lo que debe informar a su médico y enfermera sobre sus enfermedades y tratamientos para obtener los mejores resultados posibles. Esto es especialmente cierto si tiene que acudir a más de un médico para distintas enfermedades.

Los pacientes con insuficiencia cardíaca suelen presentar las siguientes enfermedades: 

  • Aumento de la presión arterial (hipertensión)
  • Ritmo cardíaco anormal como fibrilación auricular
  • Enfermedades pulmonares como asma o enfermedad pulmonar obstructiva,
  • Problemas tiroideos
  • Artritis y dolores musculares y articulares
  • Diabetes
  • Anemia
  • La depresión es un problema muy frecuente en pacientes con insuficiencia cardíaca sintomática y debe comentarse debidamente con el médico.