Aunque tal vez considere que su régimen de alimentación actual es bastante sano, puede que tenga que reducir elementos esenciales, como la sal, las grasas y el alcohol. Es posible que se le remita a un especialista en dietética para elaborar con usted una dieta personalizada que le ayude a sentirse mejor y a controlar su insuficiencia cardíaca.

Haga clic en cualquiera de los enlaces siguientes para obtener más información sobre cómo mejorar su dieta: 

Volver a Adaptar los hábitos de vida