Insuficiencia cardíaca significa que su corazón ha dejado de latir

MITO: la insuficiencia cardíaca no significa que su corazón ha dejado de latir. Esta enfermedad se produce cuando el músculo o las  válvulas del corazón están dañadas y el corazón no puede bombear la sangre al organismo como debería. 

La insuficiencia cardíaca puede causar la muerte

REALIDAD: la insuficiencia cardíaca es una enfermedad muy grave que puede acortar la vida. Sin embargo, si colabora con su médico y enfermera puede recibir tratamientos eficaces y modificar sus hábitos de vida con el fin de aliviar los síntomas y prolongar la supervivencia.

La insuficiencia cardíaca es frecuente

REALIDAD: actualmente estimamos que aproximadamente de un 1 a un 2 % de la población de los países desarrollados padece insuficiencia cardíaca, una proporción que aumenta hasta un ≥10 % en personas de más de 70 años.

La insuficiencia cardíaca no tiene tratamiento

MITO: existen numerosos tratamientos para la insuficiencia cardíaca que son muy eficaces a la hora de aliviar los síntomas y atrasar la progresión de la enfermedad. Hable con su médico sobre los tratamientos disponibles. 

Si padece insuficiencia cardíaca, no debe hacer ejercicio

MITO: es muy importante que las personas con insuficiencia cardíaca hagan ejercicio. Sin embargo, también es importante no excederse. Hacer suficiente ejercicio puede mejorar el flujo sanguíneo y aliviar algunos de los síntomas.

Para informarse más sobre el ejercicio y la insuficiencia cardíaca, haga clic aquí.

La insuficiencia cardíaca es una consecuencia normal del envejecimiento

MITO: la insuficiencia cardíaca no tiene edad y afecta a personas de todas las edades. Aunque la mayoría de las personas con insuficiencia cardíaca tienen una edad avanzada, esta enfermedad no forma parte necesariamente del proceso de envejecimiento. Se trata de un trastorno cardiovascular muy grave que se puede prevenir y aliviar considerablemente con los tratamientos disponibles.