De la misma forma que presta una ayuda y un apoyo inestimables a su pareja o pariente en el tratamiento de su insuficiencia cardíaca, usted necesita el mismo apoyo en su función como cuidador.

Puede sentirse muy solo a veces cuando tiene que enfrentarse con todo, pero dispone de muchos sistemas de apoyo :

  • HABLE con alguien. Hablar puede ser el sistema de apoyo más simple y eficaz que necesite. Si piensa que no puede hablar con su pareja o pariente de determinadas cosas, entonces hable con un familiar, un amigo de confianza, el médico o la enfermera, o un consejero con experiencia.
  • Busque ayuda en la familia y los amigos o en un grupo de voluntarios. Usted no puede ni debe hacerlo todo solo. Hable con su médico, o con el médico de su pareja o pariente, para saber qué ayuda puede recibir de los servicios de su zona.
  • Únase a un grupo de apoyo para cuidadores. Igual que su pareja o pariente puede utilizar un grupo de apoyo para pacientes, como cuidador considere la posibilidad de unirse a un grupo de apoyo para cuidadores con el fin de conocer a otras personas en situaciones parecidas. Puede encontrar estos grupos de apoyo hablando con el médico o la enfermera, acudiendo a su biblioteca local o buscando en Internet.

A continuación se dan algunas recomendaciones más que pueden ayudarle a sentirse más seguro.

  • Lea más sobre la insuficiencia cardíaca. Cuanto más sepa, más seguro se sentirá.
  • Dedique tiempo a usted y a las actividades que le gustan.
  • Planifique el futuro. Si tiene dudas de lo que puede pasar, puede encontrar cierta tranquilidad de espíritu trabajando con su pareja o pariente en poner en orden sus finanzas, su testamento y sus pólizas de seguros. De esta manera, puede comentar con su pareja o pariente los planes para el futuro. Haga clic aquí para saber más sobre la planificación para el final de la vida.