Cuando se padece insuficiencia cardíaca, lo principal es mantener un buen estado de salud. Una forma de hacerlo es reducir al mínimo el riesgo de contraer infecciones respiratorias como la gripe o la neumonía, ya que los problemas respiratorios empeoran la insuficiencia cardíaca.

Se dispone de vacunas seguras que pueden conferir inmunidad contra la gripe y la neumonía. Debe hablar de la conveniencia de estas vacunas con su médico o enfermera, que le aconsejarán con más detalle acerca de ellas.

Cuando viaje, su agencia de viajes le aconsejará con respecto a las vacunaciones o los medicamentos, por ejemplo, comprimidos contra el paludismo, que puede necesitar según su destino.

Si toma anticoagulantes su médico o enfermera le recomendarán un programa de vacunación diferente, que habrá de iniciar antes que el programa de vacunación habitual.