¿ Por qué se hace ?

Cuando todos los demás tratamientos de la insuficiencia cardíaca grave no han conseguido la mejoría prevista pero su estado de salud sigue siendo bastante bueno, es posible que sea un candidato idóneo para un trasplante de corazón. Por desgracia, a veces hay que esperar meses o incluso años antes de disponer de un corazón adecuado a causa de la escasez actual de donantes.

El trasplante cardíaco puede prolongar su supervivencia y mejorar su calidad de vida en comparación con el tratamiento convencional. No obstante, se trata de una decisión muy importante y se ha evaluado minuciosamente a los pacientes antes de proceder al trasplante.

¿ Qué hay que hacer ?

El trasplante cardíaco es una operación complicada que puede durar de 4 a 10 horas.

Durante la operación estará conectado a una máquina cardiopulmonar que suministra sangre al cerebro y al organismo. A continuación se extrae el corazón y se conectan los vasos sanguíneos a su nuevo corazón, lo que posibilita el flujo de sangre en el organismo.

Después de la intervención quirúrgica se le vigilará estrechamente para comprobar que su organismo no rechaza el nuevo corazón. Se necesitan varios medicamentos de forma permanente después del trasplante para que su organismo no rechace el nuevo corazón.

Para obtener más información sobre el trasplante cardíaco, visite los sitios web siguientes :

Organización National de Trasplantes (ONT) (España)
Clinica DAM de Madrid (España)

Volver a Cirugía