Un cambio en el ritmo del corazón puede provocar que lata con demasiada rapidez, demasiada lentitud o de forma irregular. Esto puede afectar a la capacidad del corazón de bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades del organismo. Si esto se prolonga, puede originar una insuficiencia cardíaca.

La mayoría de los ritmos cardíacos anormales se tratan con medicamentos. En los casos más graves se pueden necesitar un marcapasos, ablación por radiofrecuencia o cirugía. Si le preocupa su ritmo cardíaco, coménteselo a su médico.

Volver a ¿Qué causa la insuficiencia cardíaca?