Cuando se acuesta por la noche, el líquido acumulado en las extremidades inferiores durante el día puede regresar al flujo sanguíneo y ser captado por los riñones para eliminarse como orina.

Se puede reducir el número de veces que hay que levantarse a orinar por la noche si uno orina antes de acostarse y disminuye la ingestión de líquidos por la tarde. Haga clic aquí para informarse sobre el control de la ingestión de líquidos.

También es útil tomarse el diurético por la mañana.

Volver a Síntomas