Acumulación de líquido puede producir hinchazón (edema), sobre todo en los tobillos. En ocasiones la hinchazón se extiende a las piernas, los muslos y el abdomen.

Es posible que su médico o enfermera le recomienden que reduzca su consumo diario de líquidos para limitar la cantidad de líquido que se pueda acumular en el organismo. También pueden recomendarle que se tome además un diurético cuando sea necesario. Haga clic aquí para ver más consejos para controlar la ingestión de líquidos.

Antes de modificar su ingestión de líquidos, consulte siempre a su médico o enfermera.

Volver a Síntomas