Cuando uno padece insuficiencia cardíaca, el organismo se adapta para intentar mantener la cantidad de sangre que necesita. Esto se conoce como compensación

El corazón :

  • aumenta el número de latidos (taquicardia) - para bombear más sangre al organismo
  • aumenta de tamaño (dilatación) - para incrementar la cantidad de sangre que puede retener y bombear
  • desarrolla una musculatura más potente y más gruesa (hipertrofia) - para bombear con más fuerza.

El organismo también intenta aumentar la cantidad de sangre circulante y redirigir el flujo sanguíneo de los músculos al cerebro y otros órganos vitales.

Aunque el organismo puede compensar la situación durante mucho tiempo, estos esfuerzos son realmente más perjudiciales que beneficiosos. Como el corazón ya está débil, estos cambios le hacen trabajar incluso con más intensidad y al final aumentan su debilidad. 

Volver a ¿Qué funciona mal en la insuficiencia cardíaca?