En la mayoría de los casos, la insuficiencia cardíaca se puede tratar y controlar adecuadamente, lo que le permitirá seguir trabajando a tiempo completo durante muchos años. Su situación particular dependerá de la causa y de la gravedad de la insuficiencia cardíaca, y de las exigencias de su trabajo. Es posible que el médico le diga en qué puede trabajar. Puede que tenga que adaptar sus horas de trabajo u otras actividades agotadoras. Si nota que ha perdido capacidad para hacer su trabajo, coméntelo con el médico por si es necesario un cambio de medicación o con su empresario para ver si puede darle otro trabajo.