Es muy importante que se lleve todos sus medicamentos cuando se vaya de vacaciones, en una cantidad suficiente para toda su estancia y 2 días más por si hay retrasos o cancelaciones de vuelos. Es conveniente llevar una lista actualizada de todos sus medicamentos por si los pierde. Ponga la lista aparte de sus medicamentos y compruebe que contiene los nombres genéricos (cientificos) y los nombres comerciales de cada medicamento, ya que el nombre comercial puede variar entre los países.

Se han producido recientemente muchos cambios en las normas de seguridad de los aeropuertos. Por ello, le pueden pedir que ponga la medicación en el equipaje de la bodega. Evidentemente, si necesita un medicamento entre la facturación y la recogida del equipaje en el lugar de destino, esto no sería posible. Si necesita el medicamento durante el viaje, conviene que conozca las normas de la línea aérea antes del viaje. Lleve una cantidad adicional en su bolsa de mano por si se pierde o retrasa el equipaje.

Mientras está de vacaciones es posible que no siga sus hábitos diarios y se salte una dosis de su medicamento. No se preocupe en exceso por ello, pero intente reanudar su pauta de tratamiento lo antes posible. NO tome una dosis doble del fármaco, puesto que podría ser más perjudicial que omitir una dosis. Cuando se viaja por varias zonas horarias, se recomienda tomar los medicamentos a la hora local después de la llegada.

Volver a Viajes