Los cuidadores de las personas con insuficiencia cardíaca suelen ser el cónyuge, los hijos, los nietos, los hermanos o los padres. Cuidar a una persona con una enfermedad médica crónica como la insuficiencia cardíaca es a veces agotador, tanto en el plano físico como emocional.

Puede sentirse empujado en muchas direcciones mientras presta ayuda práctica a su pareja o pariente y experimentar diversas emociones. Convertirse en un cuidador requiere un compromiso a largo plazo de tiempo y energía, pero con un plan claro y un buen apoyo también puede ser una experiencia satisfactoria y gratificante.

En esta sección hablamos de la función del cuidador, los problemas especiales que debe afrontar al cuidar de su pareja o pariente, y le proporcionamos algunas ideas y consejos útiles para facilitar su labor. Adapte las recomendaciones a sus propias circunstancias y preferencias, pues sus necesidades y experiencias son absolutamente personales.

Haga clic en cualquiera de los enlaces de la izquierda para saber más.


Última actualización : 14 de abril de 2010.