Copyright propiedad de DIPEx (www.healthtalkonline.org).

Ver la vídeo en inglès

Describe cómo se sintió cuando su hija le dijo que estaba haciendo demasiadas cosas por su marido.

Mi hija es muy buena. Dice que debería, es en realidad algo bueno y soy muy consciente de lo que me dijo, porque él se ha acostumbrado a que si quiere un vaso de agua y le he dado sus comprimidos, me dice: “el vaso está vacío” y hasta he ido a coger el vaso para volver a la cocina y llenarlo y dárselo. Un día en que mi hija estaba pasando el fin de semana en casa, me dijo: “¡Mamá, no hagas eso!” y yo le contesté: “¿Por qué no?”. Ella respondió: “Porque le estás convirtiendo en un inválido”, dijo. “El es perfectamente capaz de levantarse a coger un vaso de agua y cuantas más cosas hagas por él, peor será para él”. Me lo pensé y creo que tiene razón.

Ahora, a veces tengo que decir: “No, ya sabes dónde está el agua, vete tú a por ello”. Y se pone muy desagradable en ocasiones, se enfada si no se lo hago. Pero a veces no digo nada, me siento aquí y finalmente él coge un vaso, vocifera, se marcha a la cocina y se coge su vaso de agua [risas]. Pero… hay que ser muy consciente de que uno puede hacer que la persona se vuelva peor realmente, intentando hacer demasiadas cosas por ellas. Creo que eso es casi tan negativo, no sé es- bueno les haces peor, acabarás haciendo que sea un inválido.