Lo primero que hará el médico si sospecha que usted padece insuficiencia cardíaca es la historia clínica y una exploración minuciosa de su cuerpo.

Esto es importante para determinar los síntomas que presente en ese momento, pero también para averiguar la causa de su insuficiencia cardíaca.

Durante la historia clínica y la exploración física, su médico le preguntará por sus síntomas, sus enfermedades anteriores o recientes, la actividad física, la respiración, el sueño, la alimentación y otras actividades.

Una vez que el médico haya realizado la historia clínica, efectuará una exploración física. Las partes de la exploración física que son más útiles para diagnosticar la insuficiencia cardíaca son :

  • Medición de la presión arterial y del pulso. La hipertensión arterial impone una carga adicional al corazón y una frecuencia cardíaca irregular y/o rápida podría indicar que el corazón está intentando bombear con más rapidez para compensar.
  • Evaluación del color y la temperatura de la piel.
  • Exploración de las venas del cuello. Si la sangre está retenida en el corazón, las venas del cuello pueden estar hinchadas o abultadas.
  • Aplicación de un estetoscopio para escuchar la respiración y el corazón. La presencia de un sonido de crepitación en los pulmones o de sibilancias puede indicar acumulación de líquido en los pulmones. Los ruidos cardíacos anormales (soplos) pueden revelar defectos valvulares.
  • Comprobación de la presencia de hinchazón abdominal causada por acumulación de líquido.
  • Comprobación de la presencia de hinchazón en los tobillos y las piernas causada por acumulación de líquido.
  • Determinación del peso corporal.

Volver a Pruebas habituales para diagnosticar la insuficiencia cardíaca